NUTRICIÓN

Desde el principio de nuestra existencia, los alimentos protagonizan el crecimiento y desarrollo de nuestro cuerpo, necesitamos comer para vivir. La transformación del alimento en nutrientes, permite obtener los elementos o principios necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

La variedad, calidad y cantidad óptima de estos nutrientes determinan nuestro grado de salud, entendida en el sentido más amplio y completo: bienestar físico, mental y emocional. Seguir una buena alimentación y asegurar una óptima nutrición nos ayudará a vivir y prevenir las disfunciones y enfermedades fatales existentes en el mundo actual. Unos buenos hábitos alimentarios son la base para vivir más y mejor.

Esta es nuestra responsabilidad, y la finalidad de la Dietética y Nutrición, guiarnos en nuestra selección, ayudarnos en cada una de las etapas de la vida: en el calor del medio materno, en el crecimiento exponencial de la infancia, asentando los buenos cimientos en la adolescencia, para disfrutar de una madurez y senilidad vital y satisfactoria.

TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS EN OBESIDAD Y SOBREPESO INFANTIL

La obesidad infantil es uno de los problemas más frecuentes de “malnutrición” en los países desarrollados. Según los últimos estudios, en España, el 25% de los niños de 10 años son obesos o tienen sobrepeso.

Tradicionalmente se había pensado que la obesidad infantil dependía principalmente de un factor genético, sin embargo, los últimos estudios señalan que existen otros factores predisponentes para que aparezca la obesidad en los niños.

Algunas de las actividades diarias como el ir al colegio en autobús, o el hecho de subir en ascensor, la participación en actividades extra escolares sedentarias (manualidades, idiomas…), o el exceso de horas de televisión o videoconsolas, hacen que el niño se introduzca en un estilo de vida sedentario.

Existe otro factor importante como son las actitudes de los padres hacia la comida, a menudo a la familia del niño le gusta que este coma, les produce cierta satisfacción ver al niño comer, que acaba su plato. Parece que un niño “rollizo” es signo de salud, sin embargo un niño delgado parece signo de debilidad, o flojedad, pero esto cada día más se demuestra que es un error conceptual.

Tratamiento:
Primeramente, se realizan los cálculos antropométricos del niño, las analíticas necesarias, se realiza un estudio exhaustivo de la dieta que realiza, se detectan los errores alimentarios, se estudian sus gustos y aversiones y, finalmente, se diseña una dieta conjuntamente con el niño para que, de manera paulatina, no solo vaya perdiendo peso, sino que vaya aprendiendo hábitos saludables de alimentación que le ayudarán en la edad adulta.

 

 

VOLVER

 

 

MUTUAS CONCERTADAS

Mutua General de Catalunya

Assistència Sanitària 

MediFiatc

Asefa

Caser

Medicina Lliure

Agrupació Mutua

Europ Assistance

HORARIOS

De lunes a viernes

09:00 – 20:00h

 

 

 

 

 

 

¡Síguenos en redes sociales y no te pierdas nada!